PARADIGMA BIOÉTICO: AMOR Y JUSTICIA DE LA NO VIOLENCIA

##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Octavio Marquez Mendoza

Resumen

De acuerdo con diferentes organismos internacionales vivimos en una época particularmente vulnerable, debido a que en nuestros días los actos violentos afectan varios aspectos de la vida moderna donde la bioética viene a establecer un puente  para el futuro de la humanidad; por ejemplo, a nivel interpersonal, podemos citar la calidad de vida y los niveles de salud de los individuos; y a nivel social, impactan a la situación económica, política y social de los países, por lo que la violencia ya se reconoce como objeto de preocupación bioética en la agenda internacional. La existencia de diversas modalidades de ejecución violenta ha ido adquiriendo categoría casi cotidiana, lo cual constituye un grave problema de la sociedad que genera honda preocupación e inseguridad colectiva.


Los estudios especializados de la bioética como multidisciplina coinciden en advertir que la violencia y la criminalidad son fenómenos multifacéticos, no sólo por las diferentes categorías inherentes a ellas, sino también por su multicausalidad; empero, aun cuando las estadísticas dan lugar a un panorama sombrío, podemos hacerle frente si cambiamos la idea de que la agresión es un componente ineludible de la condición humana, pues los actos violentos son modificables y, por tanto, sujetos a acciones preventivas en el campo de la ética.


Para ello, dicha problemática debe ser abordada bajo una perspectiva que posibilite un marco para la reflexión bioética que corresponde  a esa unión entreverado entre dos disciplina : las de la vida y la ética para dar una nueva multidisciplina centrada en los principios de no maleficencia, beneficencia, autonomías y justicia así como diferentes teoría como las de las virtudes de Aristóteles, lo femenino, la casuística y lo comunitario que permitan; la reflexión crítica y la motivación para ser partícipes de cambio. La propuesta hermenéutica del amor y la justicia desarrollada por el filósofo francés Paul Ricoeur es una alternativa, dado que intenta recuperar múltiples valores que comprende la dimensión humana.  Dicho parámetro ético-práctico se distingue por ofrecer planteamientos en los que prevalecen la conciencia, la libertad, la cooperación, el respeto y la responsabilidad por encima de la doble moral, los grupos hegemónicos y las estructuras manipuladas. La propuesta hermenéutica de Ricoeur es muy clara: recuperar el valor de la persona, con el fin de evolucionar cooperativamente, transformar el rumbo de la humanidad y erradicar paulatinamente fenómenos degradantes como la violencia.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

##submission.howToCite##
MARQUEZ MENDOZA, Octavio. PARADIGMA BIOÉTICO: AMOR Y JUSTICIA DE LA NO VIOLENCIA. Veritas, [S.l.], v. 12, n. 1, p. 120-130, jul. 2017. ISSN 1684-7822. Disponible en: <https://revistas.ucsm.edu.pe/ojs/index.php/veritas/article/view/33>. Fecha de acceso: 21 jul. 2019
Sección
Área de Ciencias Sociales y Humanidades